domingo, 22 de abril de 2018

Uso de psicofármacos en España y Europa (2000-2015)


Hace pocos días contactó conmigo Inés Gallastegui, periodista de Vocento, para interesarse por el consumo de psicofármacos en España en comparación con los países europeos. Inés había leído mi artículo sobre la utilización de medicamentos en España y en Europa y se preguntaba si existían datos actualizados respecto de esta comparación. Los resultados del consumo comparado para el periodo 2000-2007 se pueden observar en la figura adjunta modificada de una de dicho artículo. Durante el periodo 2000-2007 creció en España, respecto de Europa, el consumo de los tres grupos terapéuticos, ansiolíticos (N05B), antidepresivos (N06A) e hipnóticos y sedantes (N05C). El consumo español de ansiolíticos ya era en 2000 un 25% superior al europeo y siguió creciendo hasta superar en 2007 en más de un 55% dicho consumo. Sin embargo, el consumo español de hipnóticos y sedantes en 2007 era un 35% inferior al europeo y, aunque ascendió durante el periodo, todavía era en 2007 un 20 % inferior al europeo. Estos resultados hacían sospechar que en España los trastornos del sueño se trataban más con ansiolíticos que con hipnóticos. El consumo español de antidepresivos era un 10% inferior al europeo al inicio del periodo pero asciende y se coloca en el promedio europeo al final del mismo. Inés publicó pocos días después su reportaje (aquí) y su consulta me ha obligado a revisar la cuestión utilizando la misma fuente de datos (Health Data OECD) que para ese consumo utilicé en dicha investigación. La actualización de los datos ofrece resultados, a mi entender, preocupantes. Veámoslo.



La Agencia Española del Medicamento ya nos advierte del crecimiento continuado desde 2000 del consumo español de ansiolíticos y sedantes (aquí) y de antidepresivos (aquí). Los datos de la OCDE nos permiten comparar el consumo español de estos psicofármacos con el consumo de un buen grupo de países europeos desarrollados. Los datos utilizados para la redacción de esta entrada se pueden consultar en esta excel


CONSUMO DE ANSIOLÍTICOS
La siguiente tabla ofrece el consumo anual en DHD (DDD x 1000 habitantes) de cada país en el promedio del periodo 2000-2015. En el promedio de dicho periodo, España ocupa el tercer puesto de mayor consumo con 48 DHD entre los países europeos de la OCDE para los que se dispone de datos. El consumo español en el promedio del periodo es un 78% superior al consumo medio europeo (27 DHD).





CONSUMO DE HIPNÓTICOS Y SEDANTES
La siguiente tabla ofrece el consumo anual en DHD (DDD x 1000 habitantes) de cada país en el promedio del periodo 2000-2015. En el promedio del periodo, España ocupa el séptimo lugar de mayor consumo y se situa con ello en el consumo medio europeo (24 DHD).





CONSUMO DE ANTIDEPRESIVOS
La siguiente tabla ofrece el consumo anual en DHD (DDD x 1000 habitantes) de cada país en el promedio del periodo 2000-2015. En el promedio del periodo, España ocupa el décimo puesto de mayor consumo con 52 DHD, algo por encima del consumo medio europeo (48 DHD).





CONSUMO ESPAÑOL RESPECTO DEL CONSUMO EUROPEO (2000-20015)
La siguiente figura muestra la evolución del consumo español de los tres grupos de psicofármacos en relación con la media de consumo de los países europeos de la OCDE durante el periodo 2000-2015. La actualización de los datos confirma la tendencia creciente, respecto de Europa, en el consumo de los tres grupos de psicofármacos detectada en el periodo 2000-2007. Especialmente notable ha sido el crecimiento del consumo de ansiolíticos que multiplica en 2015 casi por 2,5 el consumo medio europeo. El consumo español de hipnóticos y sedantes ya supera claramente el consumo medio europeo desde el año 2010 y llega en 2015 a situarse un 37% por encima del consumo europeo. También es superior al consumo europeo el consumo español de antidepresivos que en 2006 supera claramente la media europea y en 2015 se sitúa casi un 20% por encima de la misma.





EVOLUCIÓN DEL CONSUMO EN ESPAÑA Y EN EUROPA

ANTIDEPRESIVOS: En el año 2000 el consumo español y europeo de antidepresivos eran prácticamente idénticos y ambos crecieron por igual durante los siguientes años. Pero a partir de 2007 el consumo español supera progresivamente al europeo del cual se aparta al alza cada año más.

HIPNÓTICOS Y SEDANTES: El consumo español crece a lo largo de todo el periodo mientras que el europeo decrece claramente a partir de 2008 hasta 2015.

ANSIOLÍTICOS: Ocurre algo similar, el consumo español crece durante todo el periodo mientras que el consumo europeo, prácticamente constante entre 2000 y 2007, empieza a decrecer a partir de 2007 hasta 2015.


















EVOLUCIÓN DEL CONSUMO DE PSICOFÁRMACOS EN LOS PAÍSES EUROPEOS










































¿SERÁ LA CRISIS?
¿Es posible que la crisis haya influido en el crecimiento del consumo español de ansiolíticos y de hipnóticos? ¿Es posible que el malestar psicológico causado por problemas sociales derivados de la crisis (paro, desigualdades, desahucios, etc) lo hayamos medicalizado en exceso? ¿Es posible que ante una débil respuesta "social" a los problemas "sociales" la respuesta predominante haya sido "médicalizadora"? ¿Hubiera ocurrido lo mismo con el consumo de ansiolíticos e hipnóticos si no hubiéramos tenido la crisis he hemos tenido? Quizá haya influido en algo (aquí). Es bueno para aclarar esto fijarse en lo ocurrido en aquellos países en donde la crisis también ha golpeado tanto o más que en España. Por ejemplo: Portugal, Grecia, Islandia, Irlanda. No se dispone de datos para Irlanda. A Portugal le ocurre algo parecido que a España pero Portugal ya era líder europeo en consumo de ansiolíticos antes de la crisis. A Grecia no le ocurre nada parecido a lo que ocurre en España o Portugal, sus datos de consumo (los disponibles) son superponibles (en antidepresivos) o sensiblemente inferiores (ansiolíticos e hipnóticos) al promedio europeo. Islandia ya era líder europeo en consumo de hipnóticos y en consumo de antidepresivos antes de la crisis y lo sigue siendo después. Es decir, la crisis no parece que cambie demasiado la tendencia de consumo de estos países más afectados por ella.












COMENTARIO
Desde hace mucho tiempo se ha destacado, hasta en medios generales (aquí), el continuo crecimiento del consumo de ansiolíticos en España. Hasta 2007 se podía comprobar que, comparados con Europa, consumíamos muchos más ansiolíticos pero muchos menos hipnóticos. Es decir, ha podido ocurrir que en España tratáramos los trastornos del sueño más con ansiolíticos que con hipnóticos como explicación a estas diferencias con Europa. Pero la actualización de los datos comparados de consumo a partir de 2008 ofrece resultados, a mi entender, preocupantes. Ya superamos el consumo medio europeo de ambos grupos (ansiolíticos e hipnóticos), especialmente en el caso de los ansiolíticos pues somos el segundo país europeo más consumidor tras Portugal y con el permiso de Francia. También superamos claramente ya el consumo medio europeo de antidepresivos. Lo más preocupante del consumo español de estos dos grupos (ansiolíticos e hipnóticos) es que va contra tendencia. Durante los últimos años la tendencia en Europa es hacia la reducción del consumo de ansiolíticos e hipnóticos mientras que en España su consumo sigue creciendo.

Parte del ascenso relativo del consumo español de ansiolíticos respecto del consumo medio europeo ocurrido en la segunda mitad del periodo, a partir de 2008, podría deberse a la no disponibilidad de datos de países muy consumidores como por ejemplo Francia (no datos a partir de 2010) y a la disponibilidad de datos (no disponibles con anterioridad) de países poco consumidores como por ejemplo Reino Unido (disponible desde 2007) o Austria (disponible desde 2010). En cualquier caso, el incremento absoluto del consumo español es muy claro por mucho que la media europea pueda "artificialmente" disminuir algo a partir de 2008 por la disponibilidad o no disponibilidad de datos de determinados países. España y Portugal son los dos países que claramente aumentan su consumo de ansiolíticos en la segunda parte del periodo y, además, son actualmente líderes de consumo en Europa. Francia era el segundo país más consumidor de ansiolíticos de Europa tras Portugal entre 2000 y 2009. No tenemos datos de Francia a partir de 2010 pero los disponibles muestran una tendencia decreciente hasta 2009, año en el que prácticamente se cruza con el consumo español que sigue su tendencia creciente. Por lo tanto, es muy probable que España haya sustituido a Francia en el segundo puesto europeo en consumo de ansiolíticos.

Lo mismo se puede decir del aumento relativo del consumo español de hipnóticos y sedantes respecto a Europa durante la segunda parte del periodo. Pero en este caso, además de por la disponibilidad de datos de países poco consumidores (Reino Unido a partir de 2005 y Eslovenia a partir de 2006), también por ruptura de la serie en dos países (Hungría en 2007 y Holanda en 2009) que "rompen" muy a la baja los valores de consumo de su serie. En cualquier caso, también el crecimiento en términos absolutos del consumo español de hipnóticos y sedantes es muy claro a lo largo de todo el periodo estudiado. Sólo Italia muestra, como España, un claro incremento de su consumo a lo largo del periodo. En la mayoría de los países el consumo de hipnóticos desciende o se mantiene. Incluso Portugal, líder europeo en consumo de ansiolíticos, muestra un consumo de hipnóticos en la parte baja y sin tendencia creciente.

Empezamos a tener en España un problema con el consumo de algunos psicofármacos, clarísimo en el caso de los ansiolíticos. Y no parece que este problema se haya debido totalmente al sobrevenimiento de la crisis económica por mucho que ésta haya contribuido a una mayor incidencia de problemas de salud mental en España (aquí) y, por tanto, a parte del incremento del consumo de dichos fármacos. Los trabajos del grupo de Caterina Vicens (aquí , aquí y aquí) muestran que es posible conseguir reducciones en el consumo innecesario (y dependiente, por no decir adictivo) de estos fármacos con breves intervenciones del médico de familia en su propia consulta del centro de salud.






4 comentarios:

  1. un detalle a añadir : en todas las gráficas de consumo Nacional DHD se observa un "salto" significativo en 2014, ... que se explica por la inclusión del consumo de medicamentos con recetas mutualistas (Muface), que hasta ese año no se contabilizaban y que por orden del T. de cuentas fueron incluidas en la información ministerial solo para "la OCDE" (para "consumo interior" esta información siguen siendo "censurada")

    Me da la impresión, viendo las gráficas, que el impacto de este cambio ha impulsado los consumos ansiolíticos mucho más de lo que cabría esperar, a tenor del peso poblacional del colectivo (4,7%) ¿el doble de lo que cabría esperar, como sucede con los antibióticos, cuando con otros medicamentos tales como diabetes, anti HTA.....sucede justamente al revés?

    Bonito ejemplo para otra entrada sobre nuestros consumos mutualistas (tan poco edificantes como censurados por nuestras autoridades patrias)



    ResponderEliminar
  2. Los datos del consumo de ansiolíticos podrían ser incluso peores si se incluyera dentro de estos a fármacos como el clonazepam (Rivotril), que está incluido dentro de los antiepilépticos NO3A, pero que en la realidad se usa mayoritariamente (casi exclusivamente, me atrevería a decir) como ansiolítico, al menos en mi región. Esto, a pesar de que su única indicación aprobada es la epilepsia.
    Otro tanto, aunque en menor medida, podría decirse de la pregabalina (Lyrica), también incluida dentro del grupo N03A, que también se usa, aunque menos que para el tratamiento del dolor, como ansiolítico (aunque dentro se sus indicaciones sí que está la ansiedad generalizada).

    ResponderEliminar
  3. Este es un tema muy importante, donde nuestra labor como profesionales de Atención Primaria, y orientada sobre todo a la disminución y retirada progresiva, es clave, máxime sabiendo que el grupo de BDZ genera deterioro cognitivo precoz. Además, aquí es muy muy importante introducir una perspectiva de género. Gracias por poner siempre el foco en temas de gran calado profesional y social.
    Salud
    Carolina (Granada)

    ResponderEliminar
  4. Me llama la atenciòn comparativamente Italia, con punto de partida inferior. También destaca Dinamarca, con su variaciòn en 2010 y disminuciòn posterior. La luz es el factor que unirìa la facturaciòn cultural Italiana y Española, pero no Danesa. Por otra parte, Suiza, referente econòmico mundial, marca la tendencia de crecimiento industrial (facturaciòn), pero no me queda claro si es que usan dosis mas altas o si la fuente de datos no incorpora la facturaciòn derivada del sector privado que puede ser importante en nuestro paìs dado el tratamiento dado a la Salud mental pública desde hace dècadas. Quizas los datos no reflejen solamente la morbimortalidad, sino tan solo la dependencia del sector público sobre la facturaciòn e efectos de facturaciòn econòmica. Gracias por una informaciòn tan apreciable.Digno Javier (Farmacèutico).

    ResponderEliminar