domingo, 21 de enero de 2018

Ley de Buen Gobierno del SERMAS, por José Manuel Freire

Aquí tienen el texto de la “Ley de Buen Gobierno y Profesionalización de la Gestión de los Centros y Organizaciones del Servicio Madrileño de Salud” (aquí); aprobada en el Pleno de la Asamblea del día 14 de diciembre de 2017, con los votos de los Grupos Parlamentarios de Ciudadanos, PSOE y PP. Podemos se ha abstenido (“Abstención Constructiva”, explicaron).

domingo, 14 de enero de 2018

La desigualdad social mata a los pobres, pero el remedio no son más médicos, por Juan Gérvas

Los pobres mueren antes que los ricos, y frecuentemente por causas evitables. Si la mortalidad fuera en toda España como en las zonas más ricas, cada año morirían 35.000 personas menos. Estas muertes son tan evitables como las muertes por tabaquismo, por los accidentes laborales o por los partos [1]. Pero no se evitan con remedios médicos sino con medidas políticas, especialmente en torno a la educación preescolar y primaria más un gasto social centrado en la infancia con mayor riesgo de exclusión social. Lo que tendría impacto en la mortalidad no es el “programa del niño crónicamente sano” sino un “programa del niño en exclusión social y potencialmente analfabeto funcional”, lo que implica políticas globales de salud.

domingo, 7 de enero de 2018

Los cambios que necesita la Atención Primaria, por Amando Martín-Zurro

Atención Primaria y Comunitaria. Los cambios necesarios.
(Serie publicada en Diari de la Sanitat)
En esta serie de artículos publicados en Diari de la Sanitat sobre los cambios que precisa la actual atención primaria (AP) no pretendo abordar de forma exhaustiva todos y cada uno de los problemas que atosigan cotidianamente a todos los que trabajan en este campo, desde directivos a profesionales asistenciales, y la globalidad de los cambios necesarios. Mi objetivo es introducir una serie de reflexiones que justifiquen la cada vez más urgente necesidad de abordarlos en profundidad, sin miedo a entrar en terrenos polémicos pero huyendo de planteamientos bien intencionados pero superficiales. En mi opinión no podemos seguir “toreando” la situación. Ha llegado el momento de coger el “toro por los cuernos” y repensar aspectos conceptuales globales del modelo sanitario y de la AP, de valorar la necesidad y oportunidad de cambios legislativos, organizativos, laborales y de la formación, entre otros. Estas líneas habrán cumplido su objetivo si son capaces de despertar la discusión y contribuyen mínimamente a motivar a los decisores políticos, a los líderes y a todos los colectivos profesionales, y a la misma ciudadanía.

domingo, 24 de diciembre de 2017

Feliz Navidad - Bon Nadal - Eguberri on - Bo Nadal


A ti que creas y ofreces servicio, humanidad, calidez, amabilidad, compromiso, lealtad, hospitalidad, entusiasmo, pasión y compasión en una sanidad pública que necesita tanto de estas cosas como de la eficacia, la efectividad, la eficiencia, la medicina basada en la evidencia y la calidad total.

Con mis mejores deseos,
Juan Simó

domingo, 17 de diciembre de 2017

Vivir produce cáncer e hipertensión arterial




No le falta ni pizca de razón a Juan Gérvas en este tuit. Ampliar la definición de enfermedad para etiquetar a más personas como enfermas con necesidad de tratamiento lo estamos viendo día sí, día también. El cambio en la definición de hipertensión arterial en la nueva Guía de la ACC/AHA (aquíconsigue que se produzcan aumentos brutales de prevalencia de HTA en la población. La proporción de adultos en los EEUU etiquetados como hipertensos pasa repentinamente de 32% a 46 %. En el grupo de menores de 45 años, se estima que la nueva definición triplica la prevalencia de hipertensión entre los hombres y duplica la prevalencia entre las mujeres. Como bien explica Sebastián Vignoli (aquí), lo más probable es que la aplicación de los nuevos límites propuestos por esta Guía (aquí) traiga mucho más sobrediagnóstico y sobretratamiento que beneficio en reducción de morbimortalidad.