sábado, 8 de agosto de 2020

Incompetencia + arrogancia + dejadez = ¿desastre?

Hace días que nos hemos adentrado en la segunda oleada coronavírica. Es el "aviso" de lo que está por venir. El aperitivo que precede a la mayor ola prevista para finales de otoño, combinación de gripe y coronavirus. Algunos esperábamos este aperitivo a finales de septiembre tras el inicio del curso académico pero se nos ha presentado en plena canícula. La suerte es que muchos, probablemente la mayoría, de los casos son fruto del rastreo, detección precoz y estudio de contactos, motivo por el que aparece una gran parte de  casos asintomáticos en el momento en el que se les detecta la PCR positiva.  Pero están ocurriendo cosas que huelen muy mal y que de no corregirse, el desastre es más que probable.

lunes, 3 de agosto de 2020

Tenemos más casos pero menos muertos que otros países europeos comparables: ¿lo hacemos tan mal?

Hace dos días Antena3 daba la noticia adjunta (aquí) que contribuye poco a clarificar las cosas a la gente. Según el titular, la letalidad del nuevo coronavirus se ha reducido del 15% al 0,1% (unas 150 veces). Para Antena3 el virus se ha convertido poco menos que en una inofensiva hermanita de la caridad que mata poco. Y eso no es  así. El nuevo coronavirus no se ha vuelto menos letal, ni en España ni en ninguna parte parte del mundo. La diferencia entre lo que ocurre ahora mismo y lo que ocurría el pasado enero y febrero es que lo de ahora se conoce mientras que lo de entonces no lo conocimos. Ahora afloran casos porque se buscan y se diagnostican entre Salud Pública y Atención Primaria. En febrero había, probablemente, muchos más casos que ahora pero no se diagnosticaban, entre otras cosas, por que los protocolos de Salud Pública lo impedían y la PCR se reservaba para los casos más graves candidatos a ingreso hospitalario. Llegó el Estado de Alarma y en este blog se pidió que la PCR estuviera a disposición de los médicos de los centros de salud, pero se decidió que no, que la PCR estaría a disposición de Salud Pública y del Hospital pero no de Atención Primaria. Los médicos de los centros de salud pudimos disponer de la PCR a finales de abril o primeros de mayo, una vez pasado lo peor de la primera oleada epidémica. 

sábado, 1 de agosto de 2020

Lecciones no aprendidas de la pandemia de la COVID-19

«No decimos NO suficientemente a objetivos inalcanzables, políticas sin evidencia alguna, trabajo sin financiación. Realizamos numerosas tareas porque pensamos que son necesarias para el bien común; sin embargo, no se considera que también nosotros somos parte de ese bien común. La vocación en medicina puede compensarnos con la enorme alegría y diversión que supone el ejercicio profesional. Pero también permite que esos profesionales sean explotados. No puede ser blanda, incapaz de decir no. Necesita ser también de armas tomar, capaz de rebelarse. Espero que 2017 nos traiga a todos una justa (y vocacional) ira»

McCartney M. Vocation, vocation, vocation. BMJ. 2016 (aquí).

miércoles, 22 de julio de 2020

Desconcierto con lo que sucede en los centros de salud

Nuestra compañera Raquel Valero está desconcertada con lo que sucede en los centros de salud (aquí). Los residentes de familia rotamos muchos meses de nuestra formación especializada, más de los deseables, por el hospital. Conocemos muy bien el funcionamiento del hospital y sus integrantes, algo que no sucede a la inversa. Si los residentes del resto de especialidades rotaran algún tiempo de su periodo formativo por el centro de salud, como sería lo normal en cualquier país desarrollado, conocerían mucho mejor la atención primaria y sabrían que su principal función no es la de "filtro" de lo que tiene que ir o no al hospital. Sabrían también de la "normal" masificación de los centros de salud, de la "normal" masificación en los mostradores, en las salas de espera de consultas y extracciones. Sabrían de la "masificación" a la hora del contacto telefónico y las dificultades del mismo por insuficiente personal y/o incapacidad de las líneas telefónicas. Sabrían también que no pocos centros de salud disponen de consultas sin ventanas, sin luz natural, sin ventilación, y ahora mismo, en pleno verano, también sin aire acondicionado. Sabrían, incluso, que una parte creciente del presupuesto sanitario en los últimos 15 años ha ido al hospital. Sabrían que el gasto en atención especializada ya supera con creces, incluido el de personal, el previo a la crisis de 2008. Sin embargo, el de primaria ha sido cada vez menor y está lejos de alcanzar, incluido el de personal, el nivel previo a la crisis de 2008. Y estarían convencidos, como los estamos muchos en primaria, de que estas deficiencias tienen mucho que ver con esta distribución del presupuesto tan injusta, infame y criminal. Una distribución, por cierto, nunca denunciada por nadie en especializada, ni siquiera por aquellos compañeros tan preocupados por la función de "filtro" de la primaria.

miércoles, 15 de julio de 2020

Propuestas para la regeneración del sistema sanitario español después de la epidemia mediante una nueva ley de sanidad de orientación federal

Propuestas para la regeneración del sistema sanitario español después de la epidemia mediante una nueva ley de sanidad de orientación federal (resumen y propuestas)

Plataforma por una gestión federal de la sanidad universal

Documento completo remetido a la Comisión de Reconstrucción aquí