domingo, 14 de mayo de 2017

La ciencia-ficción de la gestión en atención primaria

No es la primera vez que Joan Gené nos muestra las consecuencias de una "registritis" orientada al cumplimiento de indicadores. Hace ya diez años en este editorial titulado "Basta de «clicar» casillas" hablaba del maquillaje de los registros cuando éstos van ligados a incentivos. La "registritis" es hipercontagiosa y de sus efectos es difícil escapar; especialmente cuando al cumplimiento de indicadores se ligan incentivos de productividad variable, la consecución de "méritos" para ascender de nivel de carrera profesional o ambos. Pero ahora, Gené da un paso más al afirmar que se trata de un autoengaño. Un autoengaño, añado yo, que parece convenga a muchos mandos y mandados. Un autoengaño que nos hace perder mucho tiempo, justifica los salarios de quienes se dedican al análisis del "clic" y, lo que es peor, puede contravenir los intereses del paciente. No se pierdan su "Stajanovismo sanitario".

martes, 9 de mayo de 2017

Copago farmacéutico: por favor, menos ruido y más nueces

La ministra Montserrat estaba dispuesta a introducir algún tramo más en el tan amplio existente entre los 18.000 € y 100.000 € a la hora de estratificar la renta anual relacionada con la cuantía del copago en los pensionistas. Sus declaraciones en Ràdio 4 sobre algo tan evidentemente necesario (no sólo en pensionistas), se utilizó por toda la oposición para, con mayor o menor demagogia, atizar a Montserrat con frases hechas y lugares comunes tan hueros como mediocres. No sólo es necesario esto. También debería hacerse al mismo tiempo algún cambio para topar el copago en los activos más pobres que, dicho sea de paso, suelen acumular más carga de enfermedad que los activos más ricos y tienen rentas menos abultadas que muchos pensionistas. 

lunes, 8 de mayo de 2017

Población general del sistema autonómico de salud y mutualistas del Estado con seguro privado… ¿les afectan por igual los recortes sanitarios?

Esta entrada se publicó en diciembre de 2012. Pero no sé cómo, al corregir algunas faltas ortográficas se me ha colocado a fecha de hoy.
_____________

La asistencia sanitaria pública de toda la población española se lleva a cabo en Instituciones propias o concertadas del Sistema Nacional de Salud con cargo a los presupuestos de las CCAA (SNS autonómico), excepto la de casi 2 millones de personas titulares o beneficiarios de las Mutualidades de funcionarios (MUFACE, MUGEJU e ISFAS) que optan por seguros privados cuyas primas, mediante conciertos, corren a cargo del presupuesto del Estado. El presupuesto estatal financia también el gasto en recetas de todo el colectivo mutualista (elijan o no cobertura privada) y el resto del gasto sanitario no concertado de este régimen especial. En esta entrada se ofrece información que permite responder de forma negativa a la pregunta que le da título y, además, concluir que las políticas de recortes sanitarios ejecutadas durante estos años de crisis económica no afectan a los mutualistas que eligen cobertura privada ni, en particular, a las aseguradoras privadas que les atienden cuya partida presupuestaria continua creciendo pese a la crisis y superará en 2013 los 1.500 millones de €. Veámoslo.


domingo, 7 de mayo de 2017

Genéricos: más caros en España que en algunos ricos países europeos


Sobre el precio de los medicamentos de receta en España no es raro encontrar lugares comunes. El más común de todos es el de considerar que los medicamentos en España son mucho más baratos que en el conjunto de Europa. Esto no deja de ser un mantra que por mucho que se repita no se compadece que los datos de la literatura científica. 

miércoles, 3 de mayo de 2017

Reparto de la austeridad sanitaria en Europa durante la crisis

La figura adjunta compara el gasto sanitario público pc y el PIB pc españoles con la media de la Europa de la OCDE (1980-2007). Salió en esta entrada en la que vimos como Francia y Alemania, los que proponían austeridad para afrontar la crisis, gastaron hasta 2007 en sanidad pública muy por encima de su renta. España, Grecia y Portugal hicieron lo contrario. Repito ahora los cálculos para conocer el reparto de la "austeridad sanitaria" en Europa durante la crisis.

lunes, 1 de mayo de 2017

Esperar para operase en España es desespero en los más pobres

Lo recordaba Enrique Costas en un reciente artículo: las listas de espera no son una disfunción del sistema sanitario sino la consecuencia inevitable de una sanidad gratuita. Los sistemas de salud universales pagados por impuestos han abolido el precio del mercado a fin de que todos tengamos la misma oportunidad de ser atendidos. Ya no se paga con dinero sino con tiempo y lo que esto conlleva (dolor, sufrimiento, desamparo, desespero, etc.). Por ejemplo, el tiempo de espera para ser intervenido de forma programada. Ante esta situación, en nuestro país los más pudientes no esperan o esperan menos tiempo que los demás.