Páginas vistas en total

sábado, 3 de marzo de 2018

Regalías sanitarias: la oscura fuente de dualización

No es la primera vez que en este blog se enfatiza el daño al SNS que ha hecho y sigue haciendo la "dualización sanitaria" imperante en España. La herida ha sido mortal para la atención primaria mediante el progresivo "descremado sociológico" de la misma (aquí, aquí y aquí) que la está conduciendo a ser una atención primaria para pobres y, por tanto, una pobre atención primaria. Una "dualización" y un "descremado"  que no son sólo cosa de jóvenes, también ocurre en los mayores (aquí). Esta dualización es la causa de que quienes deciden sobre la sanidad pública de la mayoría de la gente corriente (el SNS) son, precisamente, quienes menos la utilizan, especialmente su atención primaria. De hecho, quienes han decidido la intensidad de los recortes a aplicar en el SNS son los mismos que han preservado su propia sanidad de tal intensidad recortadora (aquí y aquí).



Fuentes nutricias de la dualización y el descremando

Fuentes conocidas: Empresas colaboradoras, mutualismo y exenciones fiscales a la compra de seguros médicos privados
Este descremado, mantenido y acrecentado con dinero público desde hace muchos años, ha tenido o tiene varias fuentes nutricias. Se nutrió hasta 2009 de las exenciones fiscales (o transferencias de dinero público) a las "empresas colaboradoras" que se hacían cargo de la asistencia sanitaria (privada, of course) de sus empleados y familias. En la actualidad, como antaño, se sigue nutriendo del mutualismo administrativo (Muface, Isfas y Mugeju) y de las exenciones fiscales por la compra de seguros médicos colectivos o individuales (aquí). 


Fuente oscura: regalías
Pero existe una cuarta fuente nutricia oscura, poco conocida y de la que poco o nada se habla. Se trata del empleo de dinero público para pagar seguros médicos privados a parlamentarios autonómicos, concejales, diputados provinciales, miembros, directivos o empleados de empresas o instituciones públicas, ayuntamientos, cabildos, diputaciones, etc. Se trata de individuos con pleno derecho a la asistencia sanitaria del SNS a quienes las instituciones, organismos o empresas públicas que dirigen o en las que trabajan les pagan, con cargo a los presupuestos públicos, un seguro médico privado. Es decir, como un Robin Hood inverso (aquí), recaudamos millones de euros mediante el copago farmacéutico de los pensionistas para ofrecer beneficios fiscales por la compra de seguros médicos privados (o directamente pagárselos) a grupos sociales más jóvenes, sanos y ricos que los pensionistas. A continuación se muestra una serie de 45 casos y el caso afortunadamente "fallido" de Canal Sur.





Regalías: Seguros médicos privados pagados con dinero público para...




Miembros o empleados (y familiares) de instituciones o empresas públicas 
  1. Consejo Consultivo de Canarias (aquí)
  2. Juntas Generales de Álava (aquí)
  3. Banco de España (aquí)
  4. Comisión Nacional de la Energía (ahora integrada en la CNMC) (aquí)
  5. RTVE (aquí) (aquí)
  6. FROB (aquí)
  7. Empresa Pública del Suelo de Leganés (EMSULE) (aquí) (aquí)
  8. Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) (aquí) (aquí) (aquí)
  9. AENA/ENAIRE (aquí) (aquí)
  10. Gestión de Servicios Públicos de Huercal-Overa (aquí)
  11. Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (aquí)
  12. Deflex (aquí)
  13. Instituto Tecnológico de Canarias (aquí)
  14. Ferrocarril Metropolità de Barcelona (FMB, el Metro) (aquí) 

Concejales (y familiares) de Ayuntamientos
  1. Carboneras (aquí)
  2. Bilbao (aquí) (aquí)
  3. Palma de Mallorca (aquí)
  4. Soria (aquí) 

Empleados (y familiares) de Ayuntamientos
  1. Santa Cruz de Tenerife (aquí)
  2. Málaga (aquí) (aquí) (aquí)
  3. Jerez (aquí) (aquí) (aquí)
  4. Granada (aquí) (aquí
  5. Marbella (aquí) (aquí) (aquí(aquí(aquí)
  6. Vilagarcia de Arousa (aquí)
  7. Sevilla (aquí) (aquí)
  8. Soria (aquí)
  9. Alcalá de Guadaira (aquí)
  10. Los Palacios (aquí)
  11. Villafranca (aquí)
  12. El Puerto de Santa María (aquí)
  13. Vall d'Uixó (aquí)
  14. Finestrat (aquí)
  15. Málaga (aquí)

Empleados (y familiares) de diputaciones y cabildos 
  1. Cabildo de Tenerife (aquí)
  2. Cabildo de La Gomera (aquí) (aquí)
  3. Cabildo de Gran Canaria (aquí)
  4. Diputación de Sevilla (aquí)
  5. Diputación de Toledo (aquí) (aquí)
  6. Diputación de Cádiz (aquí) (aquí)
  7. Diputación de Castellón (aquí)
  8. Diputación de Pontevedra (aquí) (aquí) (aquí)






Incluso Parlamentos Autonómicos
El próximo mes de abril se celebrará el IX Encuentro de Parlamentarios de Sanidad (aquí). Al mismo asistirán diputados nacionales y autonómicos pertenecientes a las comisiones de sanidad de Congreso de los Diputados, Senado y Cámaras Autonómicas. Alguien debería hacerles una encuesta preguntándoles si, por razón del cargo, disponen de un seguro médico privado a cargo del contribuyente como durante más de tres legislaturas dispusieron los parlamentarios canarios (aquí). Y teniendo en cuenta que se trata de Parlamentarios "sensibles" a la causa de la sanidad pública, también nos interesaría saber si disponen de un seguro médico privado aunque fuera costeado por ellos mismos.




La crisis hace aflorar muchos de los casos
La crisis ha hecho que en los medios hayan aflorado muchos de estos casos, especialmente los de aquellos organismos (ayuntamientos, diputaciones, parlamentos autonómicos, cabildos, etc.) que se vieron obligados a dejar de pagar ese seguro médico privado por pura insuficiencia presupuestaria. Quizá, ahora que parece empezar una cierta recuperación vuelvan a recuperar este tipo de prebendas. Otros organismos públicos que, pese a la crisis, no se vieron obligados a dejar de pagar este seguro a sus directivos o empleados, no aparecieron en los medios y continúan, de incógnito, en la oscura sombra. Para enterarse de estos últimos casos hay que ir al BOE: Ayuntamiento de Castell-Platja d'Aro (aquí), Ayuntamiento de Ferrol (aquí), La Pobla de Mafumet (aquí) y Ayuntamiento de Manresa (aquí).



El caso especial de Canal Sur
Este es un caso especial por dos hechos. El primero es que el seguro médico iba a correr a cargo del propio empleado de la radiotelevisión pública andaluza. Es decir, el coste de la póliza se le descontaba de la nómina al empleado que libremente se decidiera por este "pago en especie" y no significaba de ningún modo un desembolso adicional para la entidad. Pese a no suponer un sobrecoste para Canal Sur, y este es el segundo hecho especial, la Consejería de Hacienda andaluza no autoriza este seguro médico privado como pago "en especie". 

La negativa de Hacienda se basa en que "...se trata de un "contrato de seguro colectivo" encuadrado entre las medidas de accion social y otras prestaciones que no pueden realizar las entidades del sector público andaluz de acuerdo con lo establecido en el artículo 28.2 de la Ley 3/2012, de 21 de septiembre...". 

Además de esta consideración estrictamente legal, el informe de Hacienda añade una consideración en la que indica que Andalucía cuenta con un sistema sanitario público universal y de calidad... En este sentido, la apuesta institucional por un modelo de sanidad pública no se considera compatible con medidas que, desde dentro de la propia Junta de Andalucía, o sus entidades dependientes, fomenten o apoyen la sanidad privadaIndependientemente de la potestad de la Consejería de Hacienda en autorizar o no este seguro en base a la legalidad vigente, esta última consideración es un argumento impecable desde la perspectiva de la defensa de un sistema sanitario público universal ante una medida que ahonda en la "dualización sanitaria" y en el "descremado sociológico" de la atención primaria. Quizá la biografía del firmante (aquí) pueda tener que ver con esta última consideración. Más información aquí. 








La pregunta
A la vista de esta decisión de la Consejería de Hacienda y su motivación, la pregunta es evidente: ¿Para cuándo se dejará de fomentar o apoyar (o directamente financiar) la sanidad privada desde organismos públicos como ayuntamientos, diputaciones, cabildos, parlamentos autonómicos, financiando seguros médicos privados para sus miembros, empleados o directivos, ahondando cada vez más en la dualización sanitaria y el descremado sociológico de la atención primaria? 






Extracto del Seminario GAPS de la Escuela Nacional de Sanidad celebrado el 11 de
 mayo de 2017, en el que el ponente, Juan José Cañas, cuenta el caso de un ayunta-
miento que paga un seguro médico privado a sus empleados.






En relación con el mantenimiento del Mutualismo y las regalías de seguros médicos privados 
a parlamentarios autonómicos, concejales, diputados provinciales, miembros, directivos o 
empleados de empresas o instituciones públicas, ayuntamientos, cabildos, diputaciones, etc., 
conviene recordar esta frase de Ana García y Vicente Ortún: 




9 comentarios:

  1. Gracias por esta rica aportación al conocimiento que este blog supone. Entradas como ésta y la reciente sobre el supuesto déficit de médicos en España conviene difundirlas ampliamente.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Juan Simó por aportar luz!. Clarificador y desmoralizante a la vez....

    ResponderEliminar
  3. Una buena pregunta-múltiple- a cualquier político será a partir de ahora -y hasta las elecciones nacionales, autonómicas o locales, es: ¿Cuál es tu Centro de Salud, cuándo fue la última vez que lo has visitado, cómo lo viste de aspecto y de carga de trabajo, resolvieron tu problema de salud y te atendieron adecuadamente? A mí me interesarían todas las respuestas, pero sobre todo de políticos/as de corte socialdemócrata y de izquierdas, pero no solo.
    Gracias Juan, alimentas nuestra perplejidad y la canalizas hacia una protesta organizada y sólidamente cualificada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el artículo. Clarificador

    ResponderEliminar
  5. Carolina : La pregunta al ministro de sanidad de turno sobre si tiene o no un seguro privado es un clásico en cadena SER. Respuesta de la ministra ana pastor : yo soy de Muface que es cobertura pública de SS (toma castaña).
    Esa es la madre del cordero y de todas las batallas. Como lo era la Muface MUNPAL cuya extinción a medias sigue posibilitando tanto seguro médico municipal
    (por cierto Juan, te falta listar al Ayuntamiento de Barcelona presidido por la Sra. Colau)...
    y como lo eran la cobertura pública de "empresas colaboradoras de SS" (extinguidas en 2oo8 y que son la "madre" del seguro privado de Banco de España, RTVE, SEPI, telefónica, banco santander (ojo, que éstos no cubren pensionistas)...

    Insisto en que una cosa es la "madre" (que es un derecho público de SS personal perpetuo) y otra el cocherito leré de sus "hijos" (gavela circunstancial y suprimible)

    Por cierto, que hay una nota de la DG de Tributos del Mº de Hacienda, soportada en un informe de la DG Función Pública relativo a personal de universidades que quería "marcarse u seguro a lo canal sur" , denegando que tal cosa fuera posible en la administración estatal (cosa distinta son sus empresas y fundaciones)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Ayuntamiento de Barcelona ha desmantelado la atención sanitaria a sus empleados queqson atendidos ahora en la sanidad pública.

      Eliminar
    2. El ayuntamiento de barcelona es cierto que integró el pamem el año pasado https://elpais.com/ccaa/2017/04/21/catalunya/1492772604_857654.html

      Ahora queda el ayuntamiento de Manresa ...y tantos otros https://www.boe.es/boe/dias/2017/12/23/pdfs/BOE-B-2017-75343.pdf

      Eliminar
  6. Y esto no debe ser motivo de pregunta parlamentaria por los partidos de la oposion o tambien estan interesados en mantener el status quo?.
    Quizas algun sindicato, asociacion, por ejemplo la de Defensa de la Sanidad Publica o incluso Soociedades Cientificas de la AP deberian coger esta bandera y acabar con estos "privilegios" que para mi no lo son, pero si perjudican, y de que manera a la Atencion Primaria de Salud
    !!!

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar