domingo, 22 de marzo de 2015

¿Cuánto ha copagado el usuario del SNS por la farmacia de receta en 2013?


Ya existen datos para responder a esto con solvencia. Los resultados causarán sorpresa a algunos, a otros indiferencia, a otros indignación,... y a otros, a los que más copagan, a los que no se les ve, ni se les oye, ni se les nota… a esos activos que más copagan en silencio... a ellos va dedicada esta entrada.




El año 2013 es el primero en el que ha regido a lo largo de toda su extensión el nuevo modelo de copago en la prestación en farmacia de receta del SNS (excepto el primer semestre en el País Vasco).

Procedencia de los datos
Los datos sobre la contribución agregada del usuario a la factura de farmacia de receta del SNS a PVP proceden del último informe anual correspondiente al año 2013 (disponible aquí) que publica el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF). Con los datos que ofrece el informe de 2013 del CGCOF y los datos de población de activos y pensionistas en el SNS del Boletín Informativo de la Seguridad Social (pág. 299) para el año 2012 (no hay datos para 2013) podemos calcular el copago por persona, por activo y por pensionista efectuados durante 2013. 


Copago por persona protegida, por activo y por pensionista durante 2013
En 2013 los usuarios contribuyeron a la factura a PVP en farmacia de receta del SNS con 1.182,381 millones de euros. De cada uno de los dos grandes colectivos en los que se agrupan las personas protegidas por el SNS, los activos (35.615.940) aportaron 678,6 millones de euros, el 22,2% de la facturación a PVP de este grupo (3.055 millones de euros). Los pensionistas (9.522.910) aportaron 503,8 millones de euros, el 5,9% de su facturación a PVP (8.491 millones de euros). Con estos datos se puede calcular la información contenida en la siguiente figura que muestra el copago por persona protegida por el SNS, por activo y por pensionista en el año 2013.






Comentario
En 2013 cada activo ha contribuido en promedio con 19 € y cada pensionista con 53 €. En principio puede parecer injusto que un pensionista contribuya en promedio más que un activo pero es sólo así en términos absolutos no en términos relativos. Es decir, respecto del consumo de cada colectivo, los pensionistas, con su copago, se hacen cargo del 5,9% de su factura y los activos copagan agregadamente el 22,2% de la suya. Esto es así porque la inmensa mayor parte de la factura se debe al consumo de los pensionistas, en concreto 8.941 millones de los 11.546,253 millones en 2013 (el 77,4%), y porque una parte importante de la prescripción, tanto en activos como en pensionistas, es medicación de "aportación reducida" (normalmente fármacos indicados en enfermedades crónicas).

Desde la perspectiva individual, y una vez excluidas las personas del grupo TSI001 que no copagan nada sean activos o pensionistas, podría considerarse inequitativo que el pensionista haya hecho un copago promedio de 53 € mientras que el activo haya copagado 19 €, si se cumpliera la premisa de que el poder adquisitivo del pensionista medio fuera inferior al del activo medio. Si se cumpliera dicha premisa, no niego que esto pueda considerarse inequitativo. Pero, ¡ojo!, activos también son los hijos beneficiarios de titulares activos, millones por debajo de los 16 años de edad. Y por encima de esa edad y por debajo de los 25 años, son muchos los jóvenes en paro (rozó el millón en 2013). En estas condiciones, la renta disponible por miembro en muchas familias puede que sea bastante inferior a la renta disponible que proporciona la pensión media al pensionista medio.

De hecho, la renta anual neta media por persona de los mayores de 65 años es ya en 2014 la mayor de todos los grupos de edad.  Y cuando tenemos en cuenta la actividad, la renta de los jubilados es la mayor de todos los grupos, superando a la de los ocupados a partir de 2012 (Fuente: INE, Encuesta de Condiciones de Vida). Por otro lado, los ingresos de los españoles de menor edad descendieron un 22,5% entre 2011 y 2014 pero para los jubilados aumentan un 11,3% según el Banco de España.









Lo que no ha cambiado respecto del modelo anterior de copago es la distribución de la contribución de los activos al no estar su copago topado como lo está el de los pensionistas. La investigación de referencia al respecto la realizó en su momento Pere Ibern y se puede consultar en este documento y en la referencia nº 2 del mismo que detalla el propio Pere Ibern en una entrada de su blog.

En el primer documento se detecta que el 5% de la población de activos acumula el 45,79% del total del copago agregado y el 1% carga con el 17,19%. En la referencia nº 2 del mismo se detecta que el 5% la población de activos carga con el 53,40% del total del copago agregado y el 1% carga con el 21,90%.

Si trasladamos estos porcentajes detectados por Pere Ibern (lo dejamos en un 50% para el 5% de activos y en un 20% para el 1% de los activos) a las cifras de 2013 resultaría que alrededor de 1.780.000 activos (el 5% del total de activos) habrían copagado agregadamente en 2013 un montante de 339,3 millones de euros. Lo que significa que cada uno de ellos copagó en promedio unos 190 € en 2013. 

El 20% de esos 1.780.000 activos (unos 356.000 activos) representaría el 1% del total de activos que más copagaron y que cargaron con el 20% del total del copago agregado, es decir: unos 356.000 activos copagaron una cantidad agregada de unos 135,7 millones de €, lo que significa que cada uno de ellos copago en 2013 en promedio unos 381 €.

Esto sí es una intolerable inequidad, probablemente de las mayores de nuestra sanidad pública, de la que nadie habla y que el nuevo modelo de copago no ha conseguido atenuar (ya lo señalé en su momento) pues no se ha puesto un tope (mejor en cómputo anual que mensual) al copago del activo.


Detrás de las medias se esconden las desigualdades
Estos porcentajes detectados por Pere Ibern corresponden a la etapa en la que el activo copagaba el 40% del PVP del envase. Ahora que en algunos casos se ha aumentado la contribución del activo al 50 o 60% es más probable que la situación para algunos de ellos haya empeorado. Muchos millones de activos, gracias a que estamos medianamente sanos, nos fuimos de rositas en 2013 con 19 € de copago o menos. Sería muy importante, para evitar una de las mayores inequidades de nuestra sanidad pública, topar el copago de los activos en una cifra aceptable y consensuada, digamos en unos 200 € por activo en cómputo anual (actualizable por IPC, como se actualiza el tope del copago pensionista y la aportación reducida), aunque para ello hubiera que subir el copago de todos los activos al tipo máximo actual del 60% (o, incluso, del 70%) del PVP del envase, exceptuando únicamente el colectivo de muy bajos ingresos, el actual TSI001.








No hay comentarios:

Publicar un comentario