domingo, 8 de septiembre de 2013

Rafael de Pablo y Jesús Domínguez, nombrados miembros de honor de la semFYC

La asamblea de socios ratificó el nombramiento de los dos coordinadores de la Plataforma 10 minutos
La semFYC ha nombrado socios de honor a Rafael de Pablo y Jesús Domínguez, impulsores incansables de la Plataforma 10 minutos, que luchó durante años por aumentar el tiempo de consulta del médico de familia como mínimo hasta esos diez minutos para cada paciente. Esta demanda entronca de forma directa con los aspectos clave del profesionalismo y con los valores de la especialidad, además de con la reivindicación de ofrecer una Atención Primaria de calidad, todas ellas cuestiones que en estos tiempos de crisis conviene recordar y tener muy presentes. Así lo consideró la Junta Directiva de la semFYC, quien realizó la propuesta de nombramiento a la Asamblea y contó con su apoyo. La asamblea de socios de la semFYC ratificaba así el nombramiento como miembros de honor de estos dos médicos de familia de Aragón durante el pasado XXXIII Congreso de la semFYC, celebrado en Granada.
Hasta aquí, la noticia. A partir de aquí, el comentario.

Conocí personalmente a Rafael de Pablo González en junio de 2002 cuando coincidimos en Almería como ponentes en una jornadas sobre motivación en atención primaria organizadas por la UDMFyC y el COM de Almería. Meses antes, gracias a la valiosa lista MEDFAM-APS, contactamos primero por correo-e y luego telefónicamente. Poco tiempo después pude conocer personalmente a Jesús Domínguez, ya no sabría precisar ni dónde ni cuando pero seguro que junto con Rafa de Pablo.
Desde su creación en 1999, la Plataforma 10 minutos fue en buena medida quien percibió con más intensidad las señales de alarma presentes en nuestra atención primaria y quien catalizó las protestas con mayor repercusión mediática durante los años siguientes. Diez minutos por paciente, ¡qué menos! era su lema. Y calidad y dignidad, sus palabras clave. 
Rafa y Jesús fueron, efectivamente, los principales impulsores de la Plataforma 10 minutos. Si alguna cualidad hay que destacar sobre otras muchas que ambos poseen, y en relación con la movida de la Plataforma, sería la de su generosidad. Gracias a esa generosidad de Rafa y Jesús que, dicho sea de paso, otros no exhibieron ni por equivocación, se pudo llegar hasta donde se llegó.
Algunos no quisieron o no supieron o no pudieron entender nada... Algunos cientos, en algunos momentos miles, nos pusimos detrás de esas dos personas, del lema y de las dos palabras clave. La Plataforma 10 minutos fue la muestra más clara de que durante esos años había muchos médicos de familia que todavía tenían esperanza.
A muchos nos hubiera gustado que la Plataforma hubiera terminado en una alianza o unión de las tres sociedades españolas de médicos de familia. La Plataforma siempre intentó actuar de catalizador de esta unión tanto en el ámbito nacional como en autonómico, con mayor o menor éxito. Años después se comprueba con tristeza que el éxito fue escaso, que no pudo ser... que no se quiso que fuera... o que no se supo hacer...
La Plataforma 10 minutos ya sólo vive en la memoria de quienes la vivimos con intensidad durante aquellos años, especialmente entre el otoño de 2006 y la primavera de 2007. Ni tan siquiera su web existe para recordarnos lo que se hizo, se dijo o se escribió.
A veces los reconocimientos no llegan, otras veces llegan tarde. Esta vez creo que no es así y doy las gracias a la semFYC por este reconocimiento a Rafa y a Jesús, sin duda más que merecido.
¿Para cuándo el reconocimiento de la OMC? Que nadie dude que lo merecen, pues nada ni nadie ha hecho tanto por la unión de los médicos de atención primaria de este país como hicieron Rafael de Pablo y Jesús Domínguez con la Plataforma 10 minutos.




David Oistrakh, Debussy - Claro de Luna

 

 
 
 
 

 
 
 


5 comentarios:

  1. Lástima que el sueño de la PT10 se fuera debilitando por diversos motivos (progresiva apatía profesional, zancadillas internas, luchas intestinas), hasta esfumarse definitivamente. En el momento de arrojar la toalla, Rafael de Pablo veía en toda su decrepitud una Atención Primaria dividida y derrotada. Ni siquiera fue posible la unión de las tres sociedades de médicos de familia, lo que hubiese supuesto un avance, al menos como fuerza moral. En fin, fue bonito mientras duró…

    P.D. Hermosísimo Claro de Luna de Debussy. ¿Encierra aquí un simbolismo: una luz o un lamento?

    ResponderEliminar
  2. Contra gigantes molinos de viento, nuestros dos más valientes Quijotes, chocaron una y otra vez, durante años, hasta ser derribados, abatidos y despedazados por la indiferencia del médico de a pie, en su temor a elegir entre la incertidumbre de la libertad o la seguridad de las cadenas de las que renegaba.
    Solo había que decir una única palabra : No.
    Mientras, como hienas, algunos marqueses de clan, les mordían, les hostigaban para llevárselos como botín, para capitalizar, para canibalizar el crédito que arrastraban y que ellos nunca tuvieron.
    Solo espero que el tiempo restañe las profundas heridas que les infligió la valentía de haber sido libres.
    Un día, cuando muchos otros se jubilen con un retiro, que creerán merecido, un pellizco de amargor inextinguible les recordará su cobarde elección. ¡Pude ser otro!.
    Ese día, sin ninguna alharaca, como siempre fueron, Jesús y Rafa, Rafa y Jesús, mirarán hacia atrás, se reclinarán en el respaldo de su sillón, con una cerveza bien fría y sonreirán.
    A vuestra Salud, digo y dirán.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena! a la SEMFyC por su reconocimiento a Rafael de Pablos y a Jesús Domíngez, aunque en los momentos decisivos escurriera el bulto. Eran otros tiempos, otros responsables y mucho flirteo con la Administración.
    Los que dan la cara son a los que se la suelen romper, pero bueno es al menos que una parte de la Atención Primaria les recuerde y reconozca su mérito.
    Hemos conseguido los 10 minutos por paciente, o incluso más, pero no para hablar con él o explorarlo, sino para cumplimentar los absurdos y macabros formularios creados para impedir la libre prescripción del médico.
    Por una Gestión Sanitaria Pública, Transparente, Profesional y no política.
    Un abrazo, amigos.
    Camilo Fuster

    ResponderEliminar
  4. Felicidades a estos dos heroicos compañeros, su reconocimiento es un gesto que nos honra a todos los medicos.
    Su lucha no fue esteril aunque la situación hoy en dia, no sea mejor, pero tal vez orientan a otras respuestas, aun no ensayadas -como la via puramente judicial- para cambiar esta indigna y peligrosa situación que padecemos médicos y pacientes.

    ResponderEliminar
  5. De todas formas, y ya desde el recuerdo, muchos todavía nos relamemos las ganas de todo lo que se podría haber obtenido si muchos de los que ahora la rememoran hubieran dejado su poltrona e intereses particulares para dedicarse a aunar esfuerzos de una forma franca y operativa. Destacar la figura de los dos artífices de esta gran hazaña de la medicina como son los Drs. Rafael de Pablos y Jesús Dominguez. Dos maños con corazones que no les entran en sus pechos y que tan alto precio pagaron después de poner toda su carne en el asador. Jamás podremos ni puede que sepamos agradecer todo lo que intentaron. Espero y deseo que al menos la historia de la medicina nacional al menos no los abandone en el olvido.

    ResponderEliminar