Páginas vistas en total

lunes, 13 de junio de 2016

La serpiente abre todavía más la boca... ¿nos comerá?

El Ministerio acaba de publicar los datos actualizados hasta 2014 de la Estadística del Gasto Sanitario Público. La figura que muestra la evolución del gasto en atención primaria y del gasto en atención especializada desde 1984 que se inició la reforma hasta 2014 dibuja una serpiente que abre la boca cada año un poco más... ¿hasta que nos coma del todo?





La serpiente ya fue descrita en una entrada de junio de 2014 y en una entrada de junio de 2015. Este año 2016, fiel a su cita, vuelve de nuevo la serpiente con la boca más abierta todavía devorando la inversión en atención primaria.


LA SERPIENTE EN 2016
El gráfico muestra el crecimiento acumulado del gasto en atención especializada y del gasto en atención primaria desde 1984 hasta 2014 en el conjunto del gasto sanitario público.





EVOLUCIÓN DEL PESO DE CADA PARTIDA FUNCIONAL
El siguiente gráfico muestra la evolución del peso de cada partida funcional (atención especializada, primaria, farmacia de receta y resto) en el conjunto del gasto sanitario público desde que se conocen datos (1960) hasta 2014.



EVOLUCIÓN RECIENTE EN EL SNS
El siguiente gráfico muestra el crecimiento del gasto en atención primaria y en atención especializada en el conjunto del SNS (los 17 sistemas regionales de salud) desde 2002 hasta 2014.


El siguiente gráfico muestra el crecimiento del gasto de personal en atención primaria y del gasto de personal en atención especializada en el conjunto del SNS (los 17 sistemas regionales de salud) desde 2002 hasta 2014.






COMENTARIO
Ninguno de los gráficos precisa mayor comentario. Tan sólo señalar que como parte del gasto sanitario público, el gasto en atención especializada nunca había llegado a ser tan alto como en 2014 (61,4%). Tampoco el gasto en atención primaria había llegado a ser tan bajo como en 2014 (14,6%). Absolutamente todo el peso que ha perdido el gasto en farmacia de receta durante los últimos años se lo ha comido literalmente el gasto en atención especializada. Nada, absolutamente nada, del supuesto "ahorro" en farmacia de receta ha ido a parar a la atención primaria. 

La evolución del gasto de personal también es llamativamente ofensiva para la atención primaria. Cuando atábamos los perros con longanizas (hasta 2009), el gasto de personal en atención especializada creció más que el de atención primaria. Cuando llegan los recortes, a partir de 2010 el de primaria se recorta más que el de atención especializada hasta 2012. Pero lo lacerante es que desde 2012 sube el gasto de personal en atención especializada mientras que en atención primaria sigue descendiendo.



¿Acabaremos siendo devorados como el ratón de este vídeo?





¿Piensan hacer algo las tres sociedades de medicina de familia?



7 comentarios:

  1. Querido Juan,
    Muchas gracias por los datos. Al hablar del gasto, como es lógico, no es tan importante la foto fija de la diferencia como la película evolutiva. La atención especializada es mucho más cara que la atención primaria y comunitaria en razón de la intensidad y complejidad de tecnologías y actuaciones puramente clínicas. Sería interesante, aunque no deje de ser aún hoy una visión utópica de futuro, analizar el gasto sumativo de todos los componentes que deberían integrar la atención primaria y comunitaria del futuro (salud pública, atención a la mujer, salud mental, rehabilitación y fisioterapia ambulatoria, ORL, Oftalmo, Dermato, servicios sociales, transporte sanitario, urgencias,farmacia.....). La boca de la serpiente no estaría tan abierta. Preconizar, como hacemos algunos desde hace tiempo, el cambio conceptual profundo de la actual atención primaria hacia una atención primaria y comunitaria que integre todos los recursos sanitarios y sociales de no internamiento del territorio podría hacer más efectiva y eficiente la atención y, además generaría una masa crítica no hospitalaria de agudos mucho más potente y con la posibilidad de contribuir a cambiar de forma definitiva el equilibrio del conjunto del sistema. En fin, creo que ya hemos comentado este tema en alguna ocasión y no quiero ser pesado...
    Un abrazo de tu amigo
    Amando

    ResponderEliminar
  2. Mi opinión como profano es: La sanidad, como uno de los componentes principales de la salud, no el único. Sería más barata dedicando más medios a la prevención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No todas las acciones de prevención son eficaces, y prevenir de forma ineficaz fabrica pseudopacientes

      Eliminar
  3. De acuerdo con Martín Zurro, impulsor y persona clave en la actual AP. Si dice tan insistentemente que el modelo de AP necesita un cambio, le haría caso. Y me dejaría asesorar por personas como él. Saludos

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo con Martín Zurro, impulsor y persona clave en la actual AP. Si dice tan insistentemente que el modelo de AP necesita un cambio, le haría caso. Y me dejaría asesorar por personas como él. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Seré breve, después de los datos ofrecidos y viendo la evolutiva...desapareceremos?, creo que no¡¡ y en tono irónico, la razón: diría que afortunadamente somos "la puerta del sistema", "el eje de nuestro sistema" o eso es lo que venimos escuchando, aunque no lo parezca. El paciente necesita cercanía y menos tecnología, sin menospreciar ésta última, por supuesto.
    Saludos
    Pepe Sánchez

    ResponderEliminar
  6. La percepción es que el sistema sanitario no funciona bien, estando demasiado influido por intereses perversos y por una "medicina defensiva" que aumentan innecesariamente el gasto.
    Lo que parece claro es que tampoco saben como salir de este atolladero... o quizás es que no quieren salir de el.

    ResponderEliminar